miércoles, 21 de noviembre de 2007

comienzo de un final

Sin duda el post más absurdo y con más sinsentido es siempre el primero. No hay entradas previas que permitan dar una coherencia a la última que se haya incorporado, se parece a una reunión de "alcohólicos anónimos" en cuanto que uno se pone a decir quién es y el problema que tiene y, por último, es el que nadie lee.

No obstante, resulta conveniente y agradecido establecer el marco por el cual se va a desarrollar esta bitácora. Así, aquellos insensatos que se atrevan a leer esto podrán saber a que atenerse cuando ronden por aquí.

Por una parte, he de decir que el objeto principal de discusión y opinión va a ser principalmente la política, nada original por otra parte puesto que sólo con echar un vistazo a technorati se puede observar la cantidad de voceros que uno puede encontrarse respecto de la política. Igualmente, otro de los ejes primordiales van a ser el Derecho Internacional y las Relaciones Internacionales. Por ahora, mis circunstancias personales me llevan por esos derroteros y es por ello que al tener un conocimiento, aunque ligero, de estas áreas voy a intentar sumar mi opinión para que otros puedan formarse la suya, al igual que yo lo hago con otros.

Por otra parte, mi ritmo de publicación va a ser irregular, esto es, es posible que este sea mi primera y última entrada, que publique semanalmente o anualmente. Normalmente las promesas relativas al ritmo de escritura se quiebran, y para evitar eso prefiero no atarme a algo que no pueda cumplir.

Por último, perdón por las faltas de ortografías, aunque no soy producto de la ESO sigo siendo un imbecil, y eso es dificil de curar, se intenta pero resulta arduo, la inopia es una arcadia muy entrañable.

Bienvenidos a mi rincón nada humilde.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No sé si saludar o despedirme. En todo caso, hola y adiós.

Fdo.: Justo Serna

whitard dijo...

Bienvenido sea usted.